Santa Lucía la belleza de una isla entre dos aguas

Este hermoso país se encuentra en medio el Mar Caribe, pero un lado de su costa es acariciada por el océano atlántico, esta particularidad le da una singular belleza que conjuga la beldad de sus playa con los más imponentes bosques y parajes naturales como las montañas gemelas llamadas Pitones.

Sus hoteles y resorts son lo más exclusivo de la isla inspirados en el azul de sus aguas y sus hermosos atardeceres, todos con personal bilingüe y una especial atención a los visitantes hacen de Santa Lucía un lugar único para unas vacaciones muy especiales.

Hotel Royal St. Lucia Resort & Spa en lo mejor de la isla

Ubicado en Rodney Bay considerada una de las mejores playas de la isla, este hotel ofrece un total de 96 suites elegantes y perfectas para una gran estadía, cada una cuenta con TV con señal satelital, baño con ducha, aire acondicionado, minibar, secador de cabello y una cama King size, dependiendo de la ubicación tiene vista al mar o a los increíbles paisajes montañosos de la isla.

Dentro de las actividades que ofrece el hotel a sus huéspedes está la práctica de windsurf, tenis, equitación, buceo, golf o vela, también pueden decidirse por recibir excelentes tratamientos de belleza o pasar una tarde en el gimnasio, el spa o la piscina.

Su restaurante hace alarde de deliciosos platos de la comida propia incluso de la carta internacional, el snack bar ubicado cerca de la piscina brinda bocados deliciosos y refrescantes bebidas a los visitantes, y la cafetería tiene los mejores platillos para disfrutar el coffee break.

Hotel Sandals Grande St. Lucia Spa and Beach Resort

Con su estratégica ubicación en Rodney Bay, este hotel cuenta con 301 habitaciones que tiene cama King size, baño con tina y ducha, Tv satelital, aire acondicionado,  nevera, conexión a internet y patio privado.

Este exclusivo resort brinda a sus huéspedes la posibilidad de escoger entre sus cinco suntuosas piscinas para pasar una deliciosa tarde, los visitantes pueden dirigirse al spa y recibir un masaje relajante o elegir alguna actividad deportiva como buceo, windsurf, voleibol de playa o tenis de mesa. El gimnasio es otra opción para quienes quieren hacer ejercicio pero también hay otras posibilidades de consentirse como la terraza solárium o el salón de belleza.

A la hora de comer el hotel dispone de varios restaurantes privados o al aire libre, que harán las delicias de los comensales con su increíble gastronomía, en la noche pueden visitar la discoteca o el bar abierto para completar una velada de lujo y distinción.

Leave a Reply