Alójate en Brujas la ciudad de los puentes

A solo 90 kilómetros de Bruselas se encuentra una de los lugares más bellos de toda Europa, se trata de Brujas, capital del territorio de Flandes, en Bélgica, una ciudad maravillosa considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, gracias a su inigualable casco histórico que reúne una gran cantidad de edificios medievales conservados en perfecto estado.

A Brujas también se le conoce como la Venecia del norte, debido a la cantidad de canales que la cruzan y van hasta el centro de la ciudad, así como por los pequeños puentes construidos sobre ellos y que dan el nombre a la ciudad, ya que su nombre actual se deriva de Bryggia un vocablo que en antiguo celta significa puente o embarcadero.

El casco histórico de Brujas no es transitado por autos, lo que le da un encanto adicional, ya que parece haber viajado en el tiempo y encontrarse en la plaza mayor de una auténtica ciudad medieval, en la que una vez por semana se encuentra un encantador mercado, además se pueden visitar sus históricos edificios como el Ayuntamiento y la torre Belfort de 83 metros de altura.

Grand Hotel Casselbergh Brugge

Ubicado en el centro histórico de la ciudad de Brujas, cerca del Grote Markt, del Beguinage y la fábrica de cerveza De Halve Maan y a uno 15 minutos a pie de la estación del tren el Grand Hotel Casselbergh Brugge es una excelente opción de hospedaje para conocer de cerca el encanto del centro histórica de esta hermosa ciudad belga.

grand hotel casselbergh brugge

El hotel está situado en un edificio que conserva elementos arquitectónicos históricos, no obstante sus cintilaciones son modernas, dotadas de tecnología de punta y de todas las comodidades que puede ofrecer un alojamiento de cuatro estrellas, como su hermoso centro de bienestar ubicado en sus sótanos que datan del siglo XVI.

En el centro de bienestar del Casselbergh los huéspedes pueden disfrutar de sauna, baño a vapor, gimnasio, spa donde se ofrecen una excelente variedad de masajes relajante y un baño árabe (hammam), donde se realizan limpiezas profundas y masajes.

El Casselbergh dispone de amplias habitaciones en el ala antigua del edificio y en el ala moderna, las cuales cuentan con baño privado, aire acondicionado, TV con señal por cable, cafetera / tetera, minibar, conexión Wi – Fi y servicio a la habitación.

El establecimiento dispone además de una elegante biblioteca y un bar con chimenea en que se puede degustar una extensa variedad de cócteles y tragos de renombre internacional.

Leave a Reply